Conferencia del Presidente sobre «Persona, derecho y deber» en Salamanca 24/01/2017

Conferenza del Presidente en Salamanca3

El Cardenal Francesco Coccopalmerio pronuncia la conferencia 'Persona, derecho y deber' con motivo de las fiestas patronales de la Facultad de Derecho Canónico

 

La Facultad de Derecho Canónico ha conmemorado el martes, 24 de enero 2017, sus fiestas patronales en honor a San Raimundo de Peñafort. La jornada ha comenzado con la celebración de la Eucaristía en la Capilla de la Universidad presidida por el Emmo. y Rvdmo. Cardenal Francesco Coccopalmerio, presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos. Este último ha intervenido posteriormente en el Aula Magna en un acto académico presidido por la rectora, Mirian de las Mercedes Cortés Diéguez, y el decano de la Facultad de Derecho Canónico, Luis García Matamoro.

 

La sesión ha comenzado con la bienvenida de la rectora, quien ha cedido la palabra al decano de la Facultad de Derecho Canónico. Luis García Matamoro ha destacado en su intervención la figura de los juristas católicos y ha recordado la importante trayectoria y aportación de San Raimundo de Peñafort, quien desarrolló a lo largo de su vida una labor ingente desde el punto de vista teológico y jurista.

 

Posteriormente, el cardenal Francesco Coccopalmerio ha pronunciado la conferencia 'Persona, Derecho y Deber'. Su intevención ha estado estructurada en tres reflexiones, analizando en primer lugar el concepto de persona y su vínculo con los conceptos de derecho y deber. Para el cardenal Coccopalmerio, "la persona es un todo y está compuesta por muchos bienes: bienes en dotación -la vida física, la integridad del cuerpo, la buena fama- y bienes en adquisición -conocimiento, alimentos, fármacos...-. Del concepto de persona derivan los conceptos de derecho y deber". Esta premisa introduce la segunda reflexión, centrada en el derecho como una condición de la persona: "el derecho es esencialmente intrínseco a la persona. Podríamos decir que no existe el derecho sino que existe la persona titular del derecho. El derecho nace de dentro de la persona y, a su vez, genera el deber. Ante la persona titular del derecho y ante su doble exigencia de recibir respeto y transmisiones, la persona titular del deber reacciona en dos momentos o cumple dos actos: por una parte, cumple un acto de inteligencia, con el que conoce la existencia de un derecho de la otra persona y en perfecta consecuencia lógica conocer el deber correspondiente, es decir, su propio deber; y, por otro lado, la persona cumple un acto de voluntad, con el que acepta su propio deber".

 

Por último, la tercera reflexión del cardenal Francesco Coccopalmerio se centra en el argumento que plantea el Papa Francisco en 'Evangelii gaudium' al hablar de los pobres: "la eficaz imagen del 'grito' del pobre ofrece una clave hermenéutica para comprender en un modo peculiar a la persona titular del derecho. La persona titular del derecho -que grita- espera una respuesta de la persona titular del deber que, ante su condición existencial, se posiciona con su efectividad y afectividad. De este modo hace suya la situación y nos hace entender que el deber es signo evidente de amor, entendido como una acción que aporta un bien a una persona". El cardenal Coccopalmerio finaliza las reflexiones expuestas en su interevención con la conclusión "el amor es la plenitud de la ley".

 

https://www.upsa.es/noticias/detalle-noticia/index.php?idNoticia=10627

Fotografías: Enrique Carrascal

Para la presentación completa del Cardenal, haga clic en el título anterior

 

Conferenza del Presidente en Salamanca 24/01/2017